[EUROPA] ONG’S CONTRA EL COMERCIO DE ARMAS ALEMAN CON TURQUÍA

Más de cien ONGs decidieron monitorear la luz verde del gobierno de Berlín para el comercio de armas y crear una red de información internacional llamada “Global Net – Stop the Arms trade”.

Los gobiernos de los demócratas cristianos / socialdemócratas alemanes son conocidos por otorgar la aprobación para la venta de armas por el valor de miles de millones de euros a las zonas de crisis y guerra. El ministro de Asuntos Exteriores y Finanzas, Sigmar Gabriel, se destaca como un gran trabajador para el lobby de armas, y ha encabezado las ventas de armas de Alemania.

El gobierno de coalición SPD-Demócratas Cristianos (CDU), dirigido por Angela Merkel, anunció que la venta de armas se haría con extremo cuidado. No obstante, la falta de sensibilidad con respecto a las exportaciones de armas y la firma de los últimos acuerdos de comercio de armas durante el 4 ° gobierno de Merkel han movilizado a las organizaciones de la sociedad civil.

Más de cien ONG decidieron monitorear la luz verde del gobierno de Berlín para el comercio de armas y crear una red de información internacional llamada “Red global: detener el comercio de armas”. La Red fue presentada oficialmente el jueves en una conferencia de prensa en Berlín.

Tanques Leopard bajo el punto de mira

La red de información reúne a organizaciones de muchos países fuera de Alemania. Todos se enfocan en Erdogan y sus negocios de armas. Los tanques de fabricación alemana Lepoard II utilizados por el ejército turco en la masacre y ocupación de Afrin también serán investigados por crímenes cometidos en la región.

La Red de Información, que examinará si los suministros militares vendidos se encuentran dentro del marco de los acuerdos aprobados por el gobierno, publicará los resultados de sus investigaciones en una plataforma publicada en Internet. Las investigaciones se llevarán a cabo entrevistando a periodistas, corresponsales de guerra, médicos y activistas.

Jürgen Grässlin, un activista que habló en la conferencia de prensa, dijo: “La industria de las armas es una organización larga y bien establecida en todo el mundo. Por eso, para contrarrestarla, hoy más que nunca necesitamos un movimiento de paz fuerte y bien organizado”.

Grässlin agregó que la red investigará las ventas de armas legales e ilegales en todo el mundo y subrayó que “si detectamos ventas ilegales presentaremos cargos criminales de inmediato”. El activista Grässlin señaló que no solo las ventas de armas de Alemania están en el punto de mira, sino que también se investigará pronto cada venta realizada por cualquier otro país. Se debe prestar especial atención al acuerdo de armas de 110 mil millones de dólares con Arabia Saudita.

Grässlin también subrayó que, en lo que respecta a las ventas de armas a Turquía, Alemania ciertamente ha dado un ejemplo en la historia. Al afirmar que los tanques Leopard II mataron a los kurdos en Afrin, Grässlin agregó que Arabia Saudita también está utilizando tecnología de armas alemanas en Yemen.

En el acuerdo de coalición del nuevo gobierno de Merkel, formada en marzo pasado, las observaciones fueron hechas sobre todo en el tema de la venta de armas a Arabia Saudita: “El gobierno federal prevé que los países involucrados en la guerra en Yemen no se deben vender armas”.

Sin embargo, resultó que el gobierno de Merkel había olvidado estas observaciones y continuó con las ventas de armas desde su creación. Del mismo modo, desde el 20 de enero de 2018, cuando Turquía comenzó sus ataques y la posterior invasión de Afrin, se vendieron a Turquía 4 millones 400 mil euros en artículos como balas.

 

Fuente: ANF