[SIRIA] DOS NIÑOS MURIERON DE HAMBRE Y ENFERMEDAD EN TABQA

La madre de los dos niños, que murió de hambre, hizo un llamamiento a las organizaciones internacionales para que ayuden a que sus otros hijos sobrevivan.

Las organizaciones internacionales de socorro han cerrado los ojos y siguen ignorando las terribles condiciones de 400 mil desplazados internos en la ciudad de Tabqa y sus aldeas, que viven en condiciones difíciles y no proporcionan ayuda humanitaria alguna.

Durante el mes de agosto, 4 refugiados cayeron enfermos debido al hambre y perdieron la vida mientras recibían tratamiento en el Hospital Wetenî de Tabqa.

La mayoría de los refugiados establecidos en y alrededor de Tabqa son de Meskenê, región al este de Alepo, que huyó de los bombardeos del régimen Ba’ath. Otros son civiles que se refugiaron en Tabqa después de huir de la atrocidad del ejército invasor turco y las bandas aliadas en Jarablus, Azaz y al-Bab.

Muchos refugiados contrajeron varias enfermedades contagiosas debido a las malas condiciones en que viven, la falta de atención médica y tratamiento. El Consejo Civil de Tabqa no puede proporcionar la ayuda necesaria para los refugiados, debido a los medios restringidos.

La situación será aún más crítica para los refugiados si las organizaciones internacionales siguen haciendo la vista gorda.

Xedice El-Eli es uno de los refugiados que huyeron del área de Dibsî en Meskenê debido a los ataques de las fuerzas del régimen. Xedice El-Eli perdió a sus hijas gemelas Asiya Ibrahim EL-Ewad (12) y Alaa Ibrahim EL-Ewadcewi debido al hambre y la enfermedad.

La madre de las pequeñas fallecidas habló sobre el asunto y dijo: “¿Qué he hecho para ver a mis hijos morir de hambre ?, ¿qué he hecho para que mis hijos queden paralizados por el hambre?”

La madre gritó: “No hay lugar donde no haya ido a pedir ayuda, pero no he recibido ninguna ayuda”.

La mujer gritó que era madre de siete hijos antes de que murieran sus dos hijas, diciendo: “Mis dos hijas murieron delante de mis ojos, ¿dónde iré y cuidaré mi familia?” Mi hija de 8 años quedó paralizada debido A los bombardeos de los aviones de combate del régimen y mi hija de 6 años perdió su audición”.

La voz de la madre Xedice se alzaba mientras gritaba una vez más: “Mi hija murió, mi hija murió, murió, murió …”, saliendo de la habitación y llorando el silencio de las organizaciones internacionales.

Xedice y sus hijos están luchando por su vida en la escuela Urûba en el centro de la ciudad de Tabqa.

 

Fuente: ANF